Muchas personas, tanto adultos como niños, sufren estrés o verdadera ansiedad cuando visitan al dentista. Tanto es así, que incluso pueden llegar a evitar acudir a sus revisiones y citas para obviar el mal trago que pasan cada vez que cruzan la puerta de una clínica dental.

Con el fin de facilitar la comodidad y el bienestar de las personas que sufren fobia o ansiedad en sus visitas al dentista, así como para cualquiera de las cirugías realizadas en la clínica, se puede solicitar la sedación consciente. Es una técnica innovadora en el ámbito de la odontología, realizada por la empresa Sedatio, que cuenta con médicos anestesiólogos debidamente colegiados y con todos los requisitos legales  para la realización de la sedación sin ningún riesgo para el paciente.