Permite realizar una gran variedad de tratamientos en tejido blando; cirugía oral, endodoncia, periodoncia y hasta blanqueamiento dental. Este láser descontamina, desinflama y bioestimula los tejidos tratados, mejorando la regeneración de tejido, la eliminación de patógenos y reduciendo la reacción inflamatoria.

 

Beneficios de la odontología láser

Los procedimientos realizados mediante láser dental de tejido blando pueden no requerir puntos de sutura.

Ciertos procedimientos no requieren anestesia.

Minimiza el sangrado debido al haz de luz de alta energía sobre los vasos sanguíneos expuestos, inhibiendo de este modo la pérdida de sangre.

Las infecciones bacterianas se reducen al mínimo debido a que el haz esteriliza el área en la se trabaja.

El daño a los tejidos circundantes se reduce al mínimo.

Las heridas se curan más rápido y los tejidos pueden regenerarse.