Existen numerosos tratamientos que persiguen la misma finalidad: recuperar la juventud del rostro, reafirmar la piel y disminuir o eliminar arrugas y manchas; de ahí la importancia de contar con la valoración y el asesoramiento experto ofrecido por nuestra doctora especialista en medicina estética.

Toxina botulínica

El bótox ha conseguido una gran fama en la medicina estética debido a su gran versatilidad, su fácil aplicación por no requerir anestesia y sus magníficos resultados. Se utiliza para disminuir (o incluso borrar) las líneas de expresión que son aquellas que se forman por la contracción muscular en frente, entrecejo y patas de gallo. En el tercio inferior de la cara, se puede utilizar para suavizar la sonrisa gingival, que es la exposición excesiva de las encías al sonreír); también puede utilizarse en patologías médicas como el bruxismo ya que aminora el deterioro dental relajando la fuerte contracción de los músculos de la mandíbula y en hiperhidrosis por presentar sudoración excesiva de axilas o palmas de las plantas del pie/mano.

En solamente 20 minutos, con unas punciones de la toxina a nivel muscular y una recuperación inmediata, se obtienen resultados a partir del tercer día que se prolongan de cuatro a seis meses. A los 10 días de la infiltración facial, se realiza una revisión para valorar si se requiere un retoque por asimetría en el caso de arrugas del tercio superior de la cara.

 

Ácido Hialurónico

El ácido hialurónico es una sustancia natural que forma parte del colágeno de la piel y de los cartílagos de las articulaciones. Se aplica simplemente con una pequeña inyección, con una recuperación inmediata y se reabsorbe con el paso de los meses.

El ácido hialurónico consigue de manera casi inmediata efectos visibles en cuanto a la hidratación y el rejuvenecimiento de la piel, logrando un cutis más liso, suave y un efecto lifting que minimiza las arrugas.

El tratamiento con ácido hialurónico se puede utilizar para:

Relleno en ojeras: elimina la sensación de cansancio en la cara.

Relleno en labios: se utiliza para aumento de volumen, hidratación o perfilado del mismo. También se usa para rellenar las arrugas del llamado “código de barras” presentes en el labio superior.

Relleno mandibular: se realiza para armonizar los rasgos faciales.

Relleno en surco nasogeniano y líneas de marioneta: debido a la flacidez se marcan los pliegues junto a la boca. Inyectando ácido hialurónico a nivel profundo se consigue elevar la zona para conseguir un aspecto más rejuvenecido.

Aumento de pómulo: con la edad, la flacidez cutánea produce un descolgamiento de esa zona del rostro. El relleno con ácido hialurónico armoniza el rostro a la vez que le da soporte al pómulo.

Rinomodelación: Inyectando ácido hialurónico se pueden corregir deformidades nasales sin necesidad de cirugía.

 

Hilos tensores

El tratamiento con hilos tensores se usa para combatir la flacidez y lograr un efecto lifting sin necesidad de cirugía. Están hechos con un material reabsorbible que se coloca en el tejido celular subcutáneo mediante una intervención con pequeñas incisiones que, aunque pueden dejar ligeros hematomas, suele tener una recuperación inmediata.

Los hilos tensores forman una microrred subcutánea que actúa como soporte de los tejidos y favorece la producción natural de colágeno. Por ello, son ideales para:

  • Disimular las arrugas del contorno de los ojos

  • Elevar las mejillas

  • Reafirmar el cuello

  • Elevar las cejas

  • Dar simetría a la cara

  • Reafirmar el contorno facial

  • Difuminar las arrugas de la frente

 

Lifting Radiesse

Se trata de otro tratamiento de relleno subdérmico para lograr un efecto lifting sin necesidad de cirugía. Utiliza también un componente natural reabsorbible, hidroxiapatita cálcica. Se aplicada mediante infiltración guiada con cánula que resulta prácticamente indolora, únicamente molesta la punción inicial de la piel. Tiene una recuperación casi inmediata ya que provoca un leve enrojecimiento e inflamación transitoria de la zona tratada.

Aunque los tratamientos con Radiesse y ácido hialurónico son muy similares, los efectos del Radiesse se prolongan hasta los 18 meses pues la hidroxiapatita cálcica, además de aportar volumen, induce la creación natural de colágeno en la piel, garantizando un efecto tensor a más largo plazo.

 

 

Mesoterapia facial

Tratamiento idóneo para la combatir flacidez, deshidratación y desvitalización cutánea mediante la aplicación de microinyecciones superficiales de distintas sustancias y vitaminas que nutren, regeneran e hidratan en profundidad la piel desde sus capas más inferiores.

Los resultados son una piel más luminosa, fresca y brillante, y pueden apreciarse a partir de la tercera sesión; si bien se recomiendan un mínimo de cuatro para mejores y más prolongados efectos. Las sesiones son indoloras, de inmediata recuperación y tras las mismas se puede realizar vida normal.

 

Peeling Químico

Consiste en aplicar, mediante un pincel, una sustancia química que provoca una exfoliación e irritación controlada de la piel. Según las necesidades de cada paciente, y de si se busca un peeling superficial, medio o profundo, se aplica una u otra sustancia.

Este tratamiento está indicado para reducir o eliminar manchas pigmentarias, irregularidades de la superficie cutánea, arrugas, acné, cicatrices o estrías, así como para revertir la pérdida de elasticidad de la piel.

Al ser un procedimiento un tanto abrasivo, requiere de importantes cuidados postratamiento como una cuidada protección solar, hidratar abundantemente la piel y evitar cualquier actividad con exposición solar durante la primera semana. Cabe advertir que, a partir del segundo o tercer día, puede producirse una descamación de la piel y que está contraindicado realizarse en pacientes que estén bajo tratamiento de isotretinoina.