La implantología dental con carga inmediata es una técnica por la que se coloca la prótesis dental en sustitución del diente natural en un solo día. Lo que se consigue con esta técnica innovadora es poder poner de forma provisional los dientes en los casos en los que sea necesario. De este modo, se gana tiempo para poder implantarlos de forma definitiva, pasados entre tres y seis meses.

 

Ventajas de la carga inmediata

Además del beneficio de tener dentadura en un solo día, las ventajas de la carga inmediata son evitar la colocación de dentadura removible, más incómoda que esta opción. Asimismo, también favorece el implante de los dientes definitivos.

Son alternativas a las prótesis removibles, tienen mucho a su favor, pero su precio es más elevado.

 

¿Es dolorosa la cirugía implantología dentales con carga inmediata?

La colocación de esta avanzada técnica no entraña dolor, ya que se aplica con anestesia local. Del mismo modo, el grado de éxito es muy elevado, siempre que se sigan las pautas del especialista como, por ejemplo, limitarse a una dieta blanda los primeros días después de la intervención.

Al no requerir de puntos de sutura, no hay dolores posteriores ni complicaciones. Ni siquiera incompatibilidades, debido al material del implante.

 

Casos para realizar implantes de carga inmediata

La implantología dental de carga inmediata se emplea en los casos de falta de algún diente o de dientes que vayan a ser extraídos por alguna causa.

El especialista es el que debe decidir (mediante un estudio previo y análisis del estado bucal del paciente con observación y radiografías) si el paciente es idóneo para beneficiarse de la colocación de implantes de carga inmediata o no.

Para proceder a realizar esta técnica, es necesario:

- Que haya una cantidad mínima de hueso y que esté en condiciones adecuadas para proceder a la colocación del implante de carga inmediata. Así como que haya hueco suficiente para colocar el implante y la restauración.

- Asimismo, los dientes cercanos deben estar sanos.

- Además, el paciente debe comprometerse a extremar su limpieza bucal.

 

Cuando se pierde un diente, es importante atajar el problema lo antes posible para prevenir problemas posteriores, ya que cuando falta una pieza dental, se deterioran el hueso y el resto de los dientes colindantes y la articulación para masticar se descompensa.

 

En definitiva, la carga inmediata permite colocar los implantes en un solo día de forma sencilla, indolora y rápida. Dichos implantes se integran perfectamente con el resto de los dientes y lucen como si fueran naturales.